lunes, 31 de octubre de 2011

Denuncian desmonte ilegal en la apertura de una ruta provincial


Ambiente constató que se talaron 14 hectáreas de bosque. La Policía verificó piezas de valor arqueológico.

Bosque maduro. La tala se realizó en un monte casi virgen. Hay morteros y petroglifos aborígenes.
Bosque maduro. La tala se realizó en un monte casi virgen. Hay morteros y petroglifos aborígenes.
La finalización del camino de las Altas Cumbre arrancó con el pie izquierdo. Vecinos y ambientalistas aseguran que la apertura del camino viola leyes ambientales y de protección del patrimonio.
Esta semana presentarán un recurso de amparo y medida cautelar en la Justicia Federal para frenar a la brevedad las obras.
La Secretaría de Ambiente de la Provincia le labró una acta de constatación de desmonte total en 14 hectáreas a la empresa que ganó la licitación provincial, la UTE Britos-Chediack.
Raúl Montenegro, presidente de Funam, entiende que los trabajos se realizaron sin el estudio de impacto ambiental que corresponde según la ley provincial 9.814, de ordenamiento territorial de bosque nativo. O que si se hizo, fue de manera irregular.
Además, por el tipo de obra también se debe convocar a una audiencia pública, procedimiento que no se efectuó.
“Para quien tiene el poder, hay carta blanca para no hacer la evaluación de impacto ambiental. Y luego está la desesperación de la gente que no tiene a quién acudir”, analizó Montenegro.
Según el ambientalista, por haber contratado a la empresa, la Provincia es solidariamente responsable de los delitos que se estarían cometiendo.
Durante su intervención, el inspector ambiental también detectó material arqueológico en la zona, un campo privado pegado al predio que tiene la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) en la ruta C-45 que une la autopista Córdoba-Carlos Paz con Alta Gracia.
La sección Delitos Culturales de la Policía constató en el lugar (arroyo Canastillo) cerámicas, petroglifos (grabados en roca) y morteros que pertenecerían a los comechingones. De concretarse, la ruta cortaría en dos este sitio arqueológico.
De esta manera se estaría violando la ley provincial 25.743 de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico, además de otra normativa nacional e internacional a la que ha adherido Argentina.
La obra se trata de un camino que unirá Falda del Cañete con Las Jarillas, desde donde continúa el actual trazado de las Altas Cumbres. Son 18,6 kilómetros que atraviesan las sierras.
El nuevo camino quedará sobre la ruta C-45, a siete kilómetros de la autopista. La obra fue presupuestada en 254 millones de pesos.
Incluye los rulos en los cruces y una duplicación de la calzada en parte de la ruta C-45.
El acta ambiental indica un “desmonte total” por 14 hectáreas. Se vieron afectados ejemplares de quebracho colorado y blanco, algarrobo, chañar, tala, espinillos, “sombra de toro”, poleo, y doradilla, entre otros.
Con un densidad de 300 árboles de un diámetro de 30 centímetros promedio se trata de un bosque maduro y casi virgen.
La alerta la dieron los propios dueños del terreno. Natalia Beas, una de las familiares, indicó que presionaron a su abuela para que autorizara los trabajos, aunque el predio aún no fue expropiado.
Por ley provincial, el predio ya fue declarado de utilidad pública y sujeto a expropiación en marzo pasado.
El diario se enteró del hecho ayer. Tras varios llamados telefónicos infructuosos, fue imposible encontrar a algún funcionario provincial para tener una respuesta oficial.

No hay comentarios:

FELICITACIONES POR LA MOVIDA!!!!!!!!!!

Archivo del blog