martes, 13 de mayo de 2008

Ni pastores, ni rebaño

Noticias y Artículos 13/05/2008 09:58 AM

Ni pastores, ni rebaño

Valle de Traslasierra, Córdoba, Argentina – 30/04/08. La minería del uranio, incluyendo la etapa de exploración y cateo, representa una actividad nociva para sus obreros , la salud de la población, el ambiente y el paisaje y, por ello, resulta incompatible con la cría de animales, los cultivos y el turismo. Ejerciendo el derecho a la autodeterminación de los pueblos, somos quienes debemos decidir qué actividades queremos desarrollar en nuestro hábitat. Los vecinos y vecinas no renegamos de ningún avance tecnológico ni proponemos una forma de vida "pastoril". Simplemente no creemos que éste "progreso" sea una excusa válida para el saqueo de nuestras riquezas, la contaminación del agua y el aire y la destrucción del paisaje y las actividades económicas que desarrollamos en nuestro valle.
Por ¡Traslasierra Despierta! Vecinos Autoconvocados en Asambleas





NI PASTORES, NI REBAÑO

Ante la aparición en Mina Clavero, el pasado 19 de abril, del presidente de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) de la República Argentina Dr. Oscar Raúl Racana los vecinos del Valle de Traslasierra auto convocados en asambleas debemos expresar y aclarar algunas cosas respecto a la presencia de éste señor en esta región de la Provincia de Córdoba.

¿Quién es el Dr. Raúl Racana?

General Retirado, Ingeniero Nuclear (doctorado en el Instituto de Tecnología de Massachussetts) el señor Racana ingresó a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) entre los años 1976/77, durante la última dictadura militar.

En 2004 fue designado al frente de la Autoridad Regulatoria Nuclear, organismo independiente de la CNEA creado en 1998 por Ley Nuclear para controlar todo lo relacionado con la actividad nuclear en el país y conformado por 6 miembros, 4 de los cuales debían ser propuestos por el Congreso Nacional.

La designación de Racana como presidente de la ARN fue denunciada y repudiada por la Fundación para la defensa del Ambiente (FUNAM), Greenpace y otras organizaciones sociales. Vale recordar que desde hace varios años el biólogo cordobés y Premio Nóbel Alternativo Raúl Montenegro está al frente de la FUNAM.

El rechazo se fundamentó en varios puntos: desde el regreso a la democracia en 1983 es el primer militar que ocupa un puesto de conducción en el área nuclear; en el año 2001 el Estado Nacional violó la Ley 24.804 que regula la actividad nuclear y establece claramente que el directorio de la ARN debe estar integrado por 6 miembros, 4 de ellos elevados por el Parlamento; durante el gobierno de Fernando De La Rúa, el ministro de economía Domingo Cavallo impulsó el decreto 1224 por el cual se redujo a la mitad la cantidad de miembros de la ARN; el proceso iniciado en 1983 de desmilitarización e independencia del ente que controla, por cuestiones de seguridad y salud públicas, a lo nuclear en Argentina hacía un retroceso y perdía transparencia y credibilidad. En sus comunicados, Greenpace y FUNAM denunciaban que "quienes controlan a la industria nuclear no son independientes".

¿A qué vino Racana a Traslasierra?

El Dr. Racana pudo haber venido a Traslasierra a disfrutar del aire puro, las limpias aguas y el bello paisaje de éste valle, uno de los sitios del planeta que aún conserva gran parte de su biodiversidad. Por eso mismo, seguramente, muchos eligen venir a Traslasierra.

También pudo haber llegado para visitar amigos y parientes, que los tiene por aquí y que son, seguramente, quienes lo convocaron para hablar sobre un tema que hoy, en Traslasierra, está en boca de todos: el uranio y la solicitud de permiso de cateo de la CNEA (que aún no ha sido concedido por la Secretaría de Minería de la Provincia de Córdoba) sobre 5 mil hectáreas en la Reserva Hídrica Pampa de Achala, donde nacen el Río Chico de Nono y varios afluentes del Río Mina Clavero.

El Sr. Racana, sin lugar a dudas, estuvo en Mina Clavero tomándole el pelo (y principalmente el pulso) a funcionarios públicos, vecinas y vecinos del valle.

Las falacias de Racana

"Ustedes no van a saber lo que yo pienso cuando les contesto una pregunta, van a ver como las voy a cambiar".

No pretendemos hacer telepatía pero con una persona, como el Dr. Racana, que se brinda al diálogo con una frase como ésta no podemos más que estar seguros de que miente.

El Sr. Racana miente. Miente cuando dice que "los asambleístas / ambientalistas" estamos en contra de la industria, el progreso, la tecnología y la minería a secas.

Nosotros, vecinos y vecinas, no renegamos de ningún avance tecnológico ni proponemos una forma de vida "pastoril". Simplemente no creemos que éste "progreso" sea una excusa válida para el saqueo de nuestras riquezas, la contaminación del agua y el aire y la destrucción del paisaje y las actividades económicas que desarrollamos en nuestro valle.

Miente cuando dice que "un gaucho haciendo sus necesidades por las sierras contamina más que un cateo por uranio", cuando en la etapa de cateo se suelen hacer voladuras con dinamita en los sitios donde previamente se ha detectado concentración del mineral que, en el caso del uranio, es un metal radioactivo.

Miente cuando dice que no hay negocio alguno en extraer el uranio de Nono porque aquí "no hay más de 200 gramos de ése mineral por tonelada de roca". En Los Gigantes la CNEA explotó el uranio obteniendo 170 gramos por tonelada, según sus propias palabras, y hoy el precio del uranio se encuentra en alza debido al agotamiento de las reservas existentes en el mundo.

Ante las falacias y contradicciones del señor Racana, las vecinas y vecinos autoconvocados del Valle de Traslasierra seguimos sosteniendo que:

La minería del uranio, incluyendo la etapa de exploración y cateo, representa una actividad nociva para los obreros que trabajan en ella, la salud de la población, el ambiente y el paisaje y, por ello, resulta incompatible con la cría de animales, los cultivos y el turismo.

Los habitantes del Valle de Traslasierra, ejerciendo el derecho a la autodeterminación de los pueblos, somos quienes debemos decidir qué actividades queremos desarrollar en nuestro hábitat.

Como ciudadanos de la República Argentina nos comprometemos a cumplir con nuestros deberes y a exigir el pleno ejercicio de nuestros derechos expresados en la Constitución Nacional. Entre ellos los que, en los artículos 41, 42 y 43 expresan que se debe garantizar "el derecho de los habitantes presentes y futuros a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo y la salud humana que satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras y tienen el deber de preservarlo".

El ejercicio y la construcción de la democracia no se agota en la elección de nuestros representantes, como algunos funcionarios públicos y de medios de comunicación pretenden, sino que es un camino a construir día a día por los pueblos, sus representantes, instituciones e individuos.

Por todo ello, las vecinas y los vecinos autoconvocados en asamblea ¡Traslasierra Despierta! decimos que en esta lucha (que recién comienza) por nuestros derechos a proteger los bienes comunes, NO SOMOS NI PASTORES, NI REBAÑO.


ABRIL DE 2008
Valle de Traslasierra, Provincia de Córdoba, Argentina
¡TRASLASIERRA DESPIERTA!!
Vecinos Autoconvocados en Asambleas
traslasierradespierta@gmail.com
www.traslasierradespierta.com

FELICITACIONES POR LA MOVIDA!!!!!!!!!!